Cómo cuidar a tus pinturas

Conservar en un buen estado una obra de arte a largo de los años es sinónimo de cuidar tu inversión. En ocasiones adquirimos una pintura, la unimos a nuestra colección y no tomamos en consideración todos los factores que puedan modificar su estado original. Por ello, desde Artig Gallery, queremos darte unos sencillos consejos que asegurarán que tu pintura favorita se mantenga intacta a través del tiempo.

1. Temperatura estable
Una forma de proteger el pigmento utilizado en la pintura es evitar que la obra de arte se encuentre cerca de aparatos generadores de frío o calor, es decir, la calefacción y aire acondicionado. Procura que tu pintura se encuentre en un ambiente de temperatura constante, ya que estos drásticos cambios de temperatura son capaces de afectar los compuestos químicos del material utilizado, y como consecuencia, dañan el estado original de la pintura.

2. Ilumina tu pintura de forma adecuada.
La luz del sol de forma directa, o unas bombillas excesivamente intensas son capaces de afectar de forma irreversible una pintura, especialmente si se trata de pintura al óleo. Te aconsejamos que coloques tu pintura en un espacio que la proteja de las radiaciones solares; de igual forma procura colocar la iluminación artificial de tu elección a 2 metros de distancia con respecto a la obra.

3. Eliminar el polvo con delicadeza ayuda a conservar la pintura.
Ocasionalmente es recomendable eliminar el polvo y demás agentes de la obra de arte. Te recomendamos que utilices delicadamente un pincel de cerdas suaves para remover las impurezas. La utilización de productos de limpieza, plumero o agua puede afectar de forma irreparable el material utilizado en la pintura.

4. Supervisión frecuente de la parte trasera de la pintura.
Las pinturas, sus soportes y marcos, están en su mayoría compuestas de materiales de origen vegetal como la Madera o telas vegetales; por lo que retienen calor, humedad y están en constante interacción con el medio que los rodea. Debido a esto, puede que en la obra de arte habiten microorganismos, termitas y otros insectos que destruyan dichos materiales. Recomendamos la constante supervisión de la parte posterior de la obra para evitar la existencia de estos microorganismos y detectar problemas de humedades rápidamente.

5. Evitar el almacenaje en espacios húmedos o con materiales plásticos.
Cuando buscamos almacenar nuestra pintura, debemos evitar recubrirla con bolsas y materiales plásticos que generen un micro-ambiente que afecte el pigmento de la pintura o el ph del material. Recomendamos evitar espacios húmedos que puedan generar cultivos de insectos que afecten la obra.

Siguiendo estos sencillos consejos puedes mantener el estado original de tu pintura y asegurar que se mantenga en buenas condiciones a lo largo de los años. Para comentarios o dudas sobre la conservación de tus obras de arte, escríbenos un email a service@artiggallery.com.