Beneyto Studio

En el taller de Antonio Beneyto

Antonio Beneyto, escritor y pintor, según una ya dilatada tradición moderna–Picasso, Dalí, Klee– es un creador poliédrico, como escribe Jaime D. Parra, en la revista cultural Barcarola (Albacete). Es uno de los principales representantes del postismo pictórico y literario, el más importante movimiento de vanguardia de la cultura española de posguerra. Nacido en la mítica región de La Mancha (Albacete), emprende en seguida el viaje, como un nuevo quijote literario y artístico, que le lleva a Palma de Mallorca, en los años sesenta, que reunía entonces un buen ambiente creativo. Es la Mallorca de los escritores del grupo de Papeles de Son Armadans, con Camilo José Cela, Antonio F. Molina, Cristóbal Serra y otros, que forman una de las líneas más originales del filopostismo, con quienes colaboró. Es también la Mallorca del novelista Robert Graves, del cantante Jorge Sepúlveda, del intelectual Juan Bonet, a quienes trató. Participa también en otras publicaciones como las madrileñas La Estafeta Literaria, Ínsula e Índice, o la neoyorkina Escandalar, entre muchas otras.

Luego se traslada a Barcelona en 1967, en cuyo Barrio Gótico se instala y desde donde toma contacto con los más importantes escritores, artistas e intelectules catalanes del momento, hasta hoy: Joan Brossa, Juan Eduardo Cirlot, Joan Perucho, Ginovart, Guillem Viladot, Pere Gimferrer. En Barcelona experimenta distintas líneas de creación en diferentes artes y modalidades expresivas como la pintura, la escultura, la cerámica y la escritura, y dentro de esta especialmente, la narrativa, la poesía y los diarios de viaje. Particular interés tienen sus relatos y cuentos breves, de los que es una de las figuras de su momento.

Beneyto Studio

Su obra plástica, amplia y dilatada, presenta una larga trayectoria, dentro de una atmósfera onírica y surreal marcada por el postismo y el surrealismo, pero también tocada por el agente vivo de la realidad cotidiana, aquella misma que le presenta su barrio, el más concurrido, variado y colorista de la ciudad, el Gótico. Desde ahí se proyecta internacionalmente y expone en importantes galerías, no solo españolas, sino de varios países, como Italia, Francia, Portugal, Polonia, Suiza, Alemania, Nicaragua, Chile, Estados Unidos –Nueva York–. Podemos decir que la obra plástica del artista tiene dos grandes momentos: la serie azul y la serie negra. Su serie más famosa es la segunda, la de las “Pinturas Negras”, probablemente el trabajo más consolidado de su autor. Se trata de una serie de retratos de personajes imposibles que se debaten entre el dadaísmo y el surrealismo, representados de forma sencilla, como los trazos de los niños, que, sin embargo, poseen una serie de connotaciones conceptuales referentes al cuerpo y la naturaleza humanos.

Beneyto Studio

Por su parte, la serie azul, creada utilizando imágenes en negativo, muestra objetos danzantes, indefinidos, de color celeste, que se tornan los protagonistas de la composición; posteriormente, fue ampliada, y el artista evolucionó hacia una serie de personajes semi-humanos cuyas extremidades han sido asimiladas al mejor estilo de Beneyto. En cuanto a la realización, desde pinturas y dibujos hasta abanicos, el artista ha desarrollado su trabajo plástico buscando siempre innovar en formatos, soportes y materiales para convertirlos en una expresión surrealista de la vida, bajo la cual el propio Beneyto vive. Al principio, por ejemplo, le asustaba pintar en formatos grandes, sin embargo, luego, esa fue su forma favorita, tanto que decidió crear el dibujo más grande del mundo: un rollo de partitura de treinta metros de longitud que alberga los dibujos de Beneyto en tinta y acuarela

Óleo, acrílico, pastel, carboncillo, lápiz, plumilla –diferentes tintas, distintos procedimientos- son las herramientas que utiliza Beneyto para crear sus lúdicos y excéntricos personajes postistas; personajes que viven también en su obra literaria. Sobre todo ello escribe su amiga y traductora norteamericana, la escritora Carlota Caulfield: “Su obra plástica es un sorprendente universo de seres zoomórficos, hermafroditas, siameses, personajes desdoblados y toda una fauna fantástica. Lo lúdico, de sello esencialmente surrealista-postista, marca también el original trazado de la obra literaria de este artista. Sus diarios, novelas, cuentos poemas en prosa y epistolario exhiben frenesí vital y códigos estéticos muy peculiares.”

Beneyto Studio

Su estudio, ubicado en el corazón de Barcelona, en el centro del barrio Gótico, es un santuario postista cargado de peculiaridades y excentricidades, propias de su obra. La entrada al edificio es un puerta de madera, con una de sus figuras características, y el interior del estudio es un nido de cultura, con su amplia librería-biblioteca, especialmente de textos poéticos, muchos de cuyos libros, en sus gualdas llevan obras originales del artista; una serie de sillas que cuelgan del techo; distintas fotografías, autorretratos, obras y memorias, llenan las paredes de la estancia. Destacan sus fotos con poetas y artistas significativos, como Allen Ginsberg, Pere Gimferrer o Patty Smith, sus retratos como “Beneyto el Cardenale Alfons de Catalunya”, o sus pósters como los de Nicole Kidman, a quien admira mucho tanto por su belleza como por su inteligencia, y Alejandra Pizarnik, así como el rollo-partitura con el que creó el ‘dibujo más largo del mundo’.

Beneyto Studio

Beneyto Studio

El artista cuenta cómo el postismo (el último ‘ismo’, la síntesis de todas las vanguardias precedentes), lo crearon Ory y Chicharro, especialmente el segundo, con el que mantuvo una gran amistad, y con quien compartió los principales puntos de su estética: la aproximación, el juego, el mundo mágico, el interés por lo onírico, la evocación del mundo infantil, la defensa de la imaginación. Aparte de ello, señala cómo desarrolló su arte y se enamoró de esta corriente, y como se interesó por otras coordenadas: su aprendizaje con A. F. Molina, su admiración por las pinturas negras de Goya, su pasión por los poemas de su amiga Alejandra Pizarnik, su respeto al pintor Antonio López.

Nos complace presentar una colaboración con la leyenda del Postismo Antonio Beneyto en nuestra segunda edición de Artig Gallery Colecciones Cápsulas. Durante un tiempo limitado, presentamos una serie de dibujos únicos del artista del año 2013, realizados en pluma y pasteles sobre cartón de ilustración, exclusivos para los coleccionistas de Artig Gallery de este maestro surrealista.

Ver Ahora CAPSULE COLECCTION X ANTONIO BENEYTO